Thursday, November 10, 2011

2050

Relato,
imaginario
her techno-h(j)obby.
(sugerido por Remedios Fabra)

El cuerpo-vehículo que habito tiene 91 años.
Los modelos “baby boom” (1958-68)
son muy cotizados.
Son cuerpos fuertes y sanos que,
acabando la noche oscura del franquismo,
se fabricaron con buenos materiales:
alegría, amor y fuerza para cambiar el mundo.

Mi día a día transcurre entre la música y el tantra.
Recuerdo con cariño a
Compay Segundo y Chavela Vargas,
dos faros, que me guiaron en la niebla,
cuando empecé a sentir el acoso de la
obsolescencia humana programada.

Hoy en día ya no sucede esto.

Durante toda su vida
el cuerpo.vehículo humano se “riega”
con los mejores nutrientes:
leche materna, cereales, frutas y verduras frescas.
Y se mantiene lo más aireado y soleado posible.

También se sabe que es de gran importancia
el contacto físico positivo,
por lo que se acostumbra a reunirse
los domingos a medio día
en la sesión de abrazos colectivos,
al sol si hace bueno,
a la sombra si demasiado calor,
o a cubierto con un caldo
en temporada fría y húmeda.

Ahora las criaturas humanas permanecen
en contacto con la piel de la madre
y nutriéndose de leche materna
hasta que aprenden a caminar,
en lo que se denomina
periodo de extero-gestación.

A partir de ahí
inspirado en el modelo inka ancestral,
hasta los 14 años revolotean por turnos
al rededor del padre y de la madre,
en cuadrillas de adult*s y niñ*s,
acompañad*s de l*s abue*s que les apetece,
viviendo aventuras increíbles,
en función de sus insaciables curiosidades.

Usando la metáfora, si se me permite,
del “pollo de corral”,
en contraposición a los modelos “pollo de granja”
que fueron un fracaso total
en el periodo que hoy se denomina,
“el veintenio de la obsolescencia programada”.

Acabar con la curiosidad, el hambre de saber,
y las ganas de vivir y trabajar,
fueron la estrategia que utilizaron en la "enseñanza"
(adoctrinamiento obligatorio encubierto)
en su genocidio contra la humanidad,
que felizmente conseguimos parar.

En aquellos años del pleno apogeo de la
obsolescencia humana programada,
en los que era más barato tirar que reparar,
los cuerpos humanos se retiraban muy pronto,
sobre los 30-35 empezaban con lo de “yo, ya...”.

En las empresas,
se sustituía por uno nuevo,
a la primera arruga,
sobre todo en el caso de las mujeres,
o al menos se retiraban de los escaparates,
mostradores, ventanillas cara al público, etc.

Era un momento en que gobernaban psicópatas,
y en el que se consideraba a los seres humanos
como recursos, como ingredientes, como material.
Algo que hoy en día
se ve como una barbaridad.

Este periodo psicópata de la historia,
tuvo su apogeo en 1990-2010
aunque las primeras experiencias datan de 1940,
cuando se empiezan a fabricar bombillas
expresamente pensadas para que se estropeen
a las 1000 horas de uso.
Algo totalmente inconcebible antes,
y muy mal visto después.

Los responsables de la “obsolescencia programada”
en sus aplicaciones técnica y humana,
fueron juzgados y condenados en el
Proceso de Grenoble, en diciembre de 2012,
por sus crímenes contra la humanidad:

el mayor genocidio totalitario
de la historia de la Humanidad
que causó 1.000 millones de muertes directas por SIDA
(un virus de destrucción masiva fabricado en laboratorio),
2.000.000 millones de muertes por des y malnutrición,
800 millones de suicidios por depresión inducida (fracaso, culpa)
y un largo etc. de trastornos y enfermedades deliberadamente cronificadas,
vinculadas a la ingestión de sustancias químicos, tabaco y azúcar,
y a las naturales reacciones de defensa extrema hasta la extenuación
por intromisión de cuerpos extraños (pircings, prótesis, implantes)
que afecta al 97% de la población nacida hasta 2012 .




Ahora sabemos que
llegar a formar un ejemplar
humano.humano,
con todas sus prestaciones de
amor, sabiduría e inteligencia en acción,
lleva unos 28 años,
y que es a partir de los 35
cuando empieza a desarrollar plenamente
todo su potencial.

Por eso se valora la libre circulación del deseo..
Se sabe que las personas obtienen el máximo rendimiento
en las disciplinas en las que disfrutan
de modo que de los 14 a los 18 pueden escoger
dónde y con quién estar y aprender,
haciendo de pinche en los más insospechados oficios:
calculadores astronómicos, atrezzo de teatro, equipos de sonido,...

A los 18,
dos años para viajar-peregrinar.

Y de los 20 a los 45,
8 horas semanales de trabajo comunitario,
multiplicadas por 52 semana,
unas 400 horas anuales que se pueden agrupar.

Al día de hoy, 2050,
la enfermedad pertenece al pasado.

Al menor síntoma de malestar se busca
la alteración en el sistema cuerpo.mente
que ha provocado el síntoma, y se resuelve
completando el puzzle,
poniendo la pieza que faltó.

Se sabe que el cuerpo físico es una impresora.

Por ejemplo,
cuando se siento miedo (emoción)
(fenómeno tan natural como la niebla o el trueno)
provocado por un pensamiento
ante un estimulo de un ruido en la oscuridad

el miedo me provoca frío y tiemblo,
y a temblar descargo la adrenalina.
No deja residuos, no produzco síntoma.

Es cuando disimulo mi miedo,
cuando lo reprimo, o no soy consciente,
que la adrenalina no descargada
envenena la sangre
y termina produciendo un síntoma,
en los riñones, por ejemplo.

Si en la impresora aparece un fallo (síntoma),
siguiendo con ejemplos,
como cuando en un coche se enciende el chivato del aceite,
es debido a que registra
los residuos no correctamente elaborados
en el cuerpo mental y cuerpo emocional.

Algo así como restos tóxicos, no procesados (“no digeridos”)
a nivel psíquico, que van a parar (“se guardan”) en lo corporal,
A través de las reacciones del sistema endocrino, hormonal.

La cuestión se resuelve en varios minutos,
detectando la necesidad vital no satisfecha.
Es algo habitual que cualquiera sabe hacer,
y que si requiere ayuda se facilita,
en un sistema de intercambio.

Al igual que se intercambian estos servicios
se intercambian los cultivos locales excedentes,
en una fluida dinámica de mercado.

Desde 2012 se estableció la moratoria
de producción y construcción,
de modo que sólo se produce o se construye
aquello que es necesario, bajo pedido.

Eso supone en total unas 8 horas semanales,
para las personas entre 20 y 45 años.
repartidas en tareas de producción y distribución.

La demanda de alimentos a vuelto a su cauce,
porque la ansiedad se ha reducido al mínimo.

En viviendas, utensilios, electrodomésticos, etc.
el margen de stock sigue siendo amplio,
y la actividad laboral se centra sobre todo
en la reparación, reutilización,
rehabilitación, regeneración y repoblación,

esta última entendida como
no.intervención en espacios naturales,
con extraordinarios resultados en biodiversidad.

En síntesis, a 2050
podemos decir que se ha invertido definitivamente
el proceso destructivo inducido
que se había venido produciendo
desde hacía 6.000 años
con el inicio del sistema de dominación,
patriarcado,
que impuso la explotación de las mujeres,
y del ser humano y la naturaleza-Tierra en general.

1 comment:

Ramonerojugueton said...

Que bueno. Tu has estado en Utopía?
Quizá tarde un poco más en llegar, pero el futuro es ese. Puritita inteligencia humana y social.
Saludos, wapa.