Tuesday, January 12, 2010

¡Viva la Vane!

Yo estaba temblando de pensar que de pronto se paraba todo por que la familia se asustaba. Pero... ¡me han dado un alegrón! Me emociona. Es mucho lo que ha pasado esta bendita Tierra para parar ahora, justo cuando estamos a punto de conseguirlo. No vamos a tener muchas oportunidades como ésta. Ya han aprobado bloquear páginas y conexiones, así que hay que moverse. Apuesto pintxo de tortilla y caña en el bar Bilbao, 21 de Diciembre de 2012, a las 12.
Entiendo lo que dices del filo de la navaja, pero creo que podemos confiar en nosotr@s mism@s y en nuestra trayectoria, y pensar que quien no esté en la onda, saldrá volando: sean medios, sea iglesia, sea PSOE, PP, o incluso cualquiera de nosotr@s si nos da por patinar en un momento dado, o lo que también es lícito, retirarse un rato a descansar.
Tengo un primo de Algorta casado en Medellín (Colombia). He entrado en la web de Mundu Bat, para echarles un cable con un proyecto de cooperación que quieren presentar y me encuentro nuevamente a las comundidades indígenas, con un caso parecido pero un desenlace fatal. El cooperante Iñigo Egiluz, que murió asesinado junto al sacerdote Jorge Luis Mazo a manos de los paramilitares, lo definía así: "Este trabajo, lógicamente, va en contra de los intereses de los que buscan adueñarse de las tierras de forma violenta y sin escrúpulos".
Creo que esta vez vamos como un tsunami, que puede servir para conectar a muchas personas y redes en el planeta. Creo que esta historia tiene todos los ingredientes para catalizar un movimiento muy poderoso, y que el momento es AHORA: nadie es imprescindible, ni nosotr@s ni Asel ni nadie, pero da la casualidad de que:
- es un hombre de corazón, capaz de vincularse y comprometerse con alegría y
de corazón con la gente, y que eso a l@s demás nos pone...
- tiene claras las ideas (yo no soy una erudita pero lo que ha escrito sobre El conflicto winka y la propiedad en su blog me parece que está sencillo y muy bien amueblado), un discurso potente. Y así de claras las tiene ya mucha gente, por toda América Latina; aquí estamos más cabizbaj@s, grises y sombrí@s, dándonos cremita para la celulitis en el ombiguit@.
- como bien decías, estamos sintiendo claramente y eso se tiene que notar a nuestro alrededor, que estar por la no-violencia no es estar pasiv@. De cara a Euskal Herria, me parece casi lo más importante, porque falta confianza para soltar las armas y lanzarse a tope a liberar la cárcel planetaria que se está construyendo, a la acción total.
¿Has leído en castellano del último artículo de Asel, "Tiempos de Bisturí"? (lo ha traducido Joseba Barrenetxea, el de "Busturí"je, je). Asel está hablando de anestesia y de esa cárcel planetaria aseptica, como que no nos damos cuenta, porque es virtual.
El poder de esta historia es que Asel es caliente, está vivo y con él estamos derritiendo la red. ¡Viva la Vane!

1 comment:

Asel said...

eskerrik asko, leire, nire eta vaneren izenean. zure testuak hunkitu egin nau. badakit hau dena hasi zenetik oso hunkibera nabilela, kar, kar, kar, baina benetan, ederto adierazi duzu dena. musu bana vane eta bion partez lur eder eta jipoitu honetatik.